Nutrias: Producción de Pieles

Es una producción de doble propósito (carne y piel), con gran data en el país y gran demanda en el mercado peletero mundial. Cabe recalcar que la referencia de "productores de pieles" se utiliza única y exclusivamente para aquellos que tienen criadero, es decir, que obtienen el producto a partir de animales criados en la cautividad. Este aspecto adquiere un papel fundamental cuando el animal que se toma en consideración es la nutria. 

Por otra parte, la calidad de la piel es un factor fundamental a la hora de su cotización, y la mejor forma de lograrla es por medio de una crianza sistematizada, concientizada, en definitiva, profesional. 

Aspectos técnicos

La nutria es uno de los grandes roedores que viven en la tierra y agua. El largo de su tronco y cabeza es de 55 a 70 centímetros (promedio), y la cola de 30 a 45 centímetros. El peso del cuerpo oscila entre los 5 y 9 kilos, llegando a pesar excepcionalmente hasta los 14 kilos. Su piel es utilizada para la confección de prendas de alto valor. La permanencia de estas pieles en el mercado se debe a que sus pelos ( de diferente tamaño), se distribuyen entre dos capas; una baja y espesa llamada pelusa o felpa, y la otra superior o de cubierta. Existen pelos intermedios entre estas dos capas, que han permitido procesar las pieles con la totalidad de sus pelos, o bien depilarlas, retirando los pelos de la cubierta. este tipo de piel es conocida como "nutria depilada". 

Las instalaciones del criadero deben emplazarse en un terreno alto, con buena pendiente a una laguna o bajo, para permitir el escurrimiento de agua. Un alambrado perimetral sirve como cerco para impedir la pérdida de los animales. Es necesario prevenir el ingreso de perros u otras especies domésticas o silvestres, además de personas extrañas.

Es necesario disponer de electricidad y de una buena fuente de agua potable, para llenar las necesidades fisiológicas de las aves y de la limpieza de los galpones y equipo.

Concejos a tener en cuenta para la elección del terreno y el diseño de los galpones

  • Ser del menor costo posible.
  • No inundable y de buen drenaje.
  • Contar con agua potable.
  • Estar aislado de otras granjas.
  • De fácil acceso a rutas y caminos afirmados.
  • De dimensiones tales que permita una buena disposición de los galpones y futuras ampliaciones.
  • Los galpones se construirán sobreelevados respecto al nivel del terreno.
  • La orientación del galpón NO-Se, en su longitud mayor, es la más indicada para la zona del litoral y la bonaerense, ya que permite una buena circulación de aire y evita la fuerte incidencia del sol en verano.
  • Para la separación de los galpones se debe considerar entre dos y medio a tres veces el ancho del galpón.
  • Un correcto manejo de las cortinas y el uso del sobretecho del galpón contribuyen a controlar la humedad; mantener bajos los niveles de dióxido de carbono y amoníaco, permitir la entrada de aire y puro y eliminar el exceso de polvillo en el ambiente.

Corrales

Las familias se ubican en corrales pequeños, donde está prevista la utilización de un metro cuadrado por animal. Dichos corrales poseen un refugio de 1,50 por 1 m , y están provistos de un techo levantado en uno de los extremos, apuntando la abertura hacia el norte para asegurar una buena circulación de aire en el interior. El piso se cubre con rastrojo, o cualquier tipo de paja. 

El material que se utiliza para esta construcción es el cemento armado y premoldeado (puede agregarse un techo de paja tipo quincho, pero resulta demasiado costoso). Estos corrales parideras, miden 1,50 metro de ancho por 6 metros de profundidad. 
Los corrales para recría también son de cemento, pero tienen mayores dimensiones (4 m por 3 m). En cada uno de estos corrales pueden vivir hasta 350 animales recién destetados. Y cuando se trata de engorde, los corrales son aún más grandes: por ejemplo, de 8 metros de ancho por 22 de largo (el refugio, en este caso será de 3 por 8 metros). 

En todos los recintos se dispondrá de piletas tipo "palanganas", cuyos tamaños variarán de acuerdo con la cantidad de animales que alberga cada corral. El agua de las piletas debe cambiarse, como mínimo, una vez al día. 

Lo ideal es que dispongan de agua corriente, sobre todo durante la terminación, pero eso resulta bastante caro. Los bebederos son del tipo "chupete" y el alimento se les provee directamente sobre el piso. 

Manejo

Entre los aspectos que componen el manejo de la nutria en cautividad, se encuentra el armado de las familias. estas las constituyen un macho y 5 o 6 hembras, que son alojados en los corrales de reproducción. Las hembras deben provenir del mismo corral de destete, donde se han criado juntas, y nunca puede haber más de un macho por corral.

Una vez armada la familia el manejo reproductivo es continuo, el macho se queda con las hembras en forma permanente, inclusive durante el parto. Con este sistema se aprovecha el primer celo posparto que ocurre entre las 12 y 72 horas posteriores al mismo. La ventaja esta constituida por la despreocupación en los servicios, pero tiene inconvenientes con el macho, ya que en su intento de servir a las hembras puede producir aplastamiento de pichones.

Una variación del método anterior consiste en el armado de familias, esperar a que las hembras estén preñadas, y luego separar a los machos a los corrales destinados a tal fin. Inmediatamente producido el parto, las hembras son llevadas por no más de dos horas al corral del macho para ser servidas, permaneciendo los pichones en el corral de la familia con el resto de las hembras. Esta variante ofrece poco riesgo para los pichones, pero exige un mayor trabajo en el manipuleo de las hembras.

El inconveniente como cualquiera de los manejos se halla en la obtención de los animales en las distintas épocas del año. Al respecto se propone trabajar en los aspectos reproductivos de la especie, con el objeto de sincronizar los celos y lograr el estacionamiento del servicio. De esta manera es posible alcanzar un manejo más ordenado, teniendo como ventaja la obtención de pieles en forma programada 

Reproducción

La nutria hembra entra en celo cada 28 días, situación que otorga la mayor receptividad al macho. La gestación dura entre 130 y 140 días y cada hembra puede parir entre 6 y 10 gazapos por vez. 

Los gazapos permanecen con sus madres hasta los 25 o 30 días. En ese momento se los desteta, trasladándolos a otro recinto, donde permanecerán durante 60 días, toda la etapa de recría. No existe ningún impedimento para agrupar crías de distintas familias; es más, durante este período es cuando ocurre lo que los criadores llaman "el hermanado", es decir, el acostumbramiento de los pequeños animalitos a vivir en perfecta armonía con sus congéneres, sin que, en este caso, tengan importancia "los lazos de sangre". 

Selección

No todos los gazapos son de la misma calidad, por lo que, como ocurre en cualquier otra producción pecuaria, es necesario llevar algún tipo de control para, eventualmente, efectuar una selección. Antes de destetarlos, es conveniente hacerles alguna marca en la oreja a aquellos que muestren características más sobresalientes en cuanto a conformación, tamaño y vivacidad, entre otras. De esta manera el productor identifica una buena progenie con un buen plantel reproductor. A la hora de formar las familias, el genotipo de estos ejemplares preseleccionados se habrá desarrollado totalmente para integrar el plantel. Se estima que una nutria alcanza la madurez sexual para reproducir a los 5 meses de edad.

Durante toda su vida, los animales deben disponer de una pileta para bañarse cuantas veces quieran; pero es en la etapa de engorde y terminación cuando el agua resulta absolutamente imprescindible. 

Es muy importante que se bañen y se peinen (ellas mismas) con mucha frecuencia, esto redundará en una piel de buena calidad. Desde que finaliza la recría, y hasta que llega el momento de la faena, transcurren entre 7 y 8 meses (según la calidad y cantidad del alimento suministrado) y, durante este período, los machos están separados de las hembras. 

Los ejemplares que ya han cumplido con su vida útil como reproductores, también pasan a engorde y hay que tener en cuenta que casi siempre las hembras que vienen de un plantel reproductor están preñadas lo cual significa que se está obteniendo otra parición prácticamente extra.

Luego de aproximadamente 13 meses del nacimiento, llega el momento del faenado. El sacrificio es algo delicado porque si el animal muere nervioso, la carne queda negra y el producto comercial se desmerece. 

El cuereado se lleva a cabo efectuando unos pequeños cortes en la base de la cola y en las patas y luego se va extrayendo, como si se tratase de una media (volviéndola paulatinamente del revés), sistema al que los criadores llaman "bota". Cada cuero se estaquea luego en una tabla preparada a tal efecto, en forma de "punta de flecha". El cuero se coloca en la pantalla como si se tratase de un guante. 

Un cuero de nutria no debe tener menos de 75 cm de longitud, y se comercializa generalmente sin curtir. La carne de nutria, por su parte, es muy apetecida por 
mucha gente, aunque en nuestro país todavía tiene un mercado reducido.

Alimentación

Cada etapa requiere un determinado tipo de alimento. Si bien no existe en el mercado un alimento balanceado específico para nutrias, no es tarea complicada "fabricarlo" en el propio establecimiento, mediante una mezcla de granos y el agregado de los suplementos vitamínicos y minerales necesarios. Es importante que, además, consuman fibras (alfalfa) diariamente y a discreción.

La nutria como todo roedor tiene un crecimiento constante de los dientes incisivos, y exige alimentos duros que le permiten desgastarlos. Por ello en la producción en cautividad es indispensable suministrar ramas de árboles o arbustos para que se produzca el desgaste. Durante la crianza se suministra un alimento balanceado que cubre el 60% de los requerimientos y el 40% restante se provee como forraje verde de calidad.

El balanceado como se detalla en el cuadro es una mezcla de granos de maíz, sorgo, avena, trigo y concentrados de origen animal (harina de carne o pescado) o de origen vegetal (expeller de soja, girasol y lino). Como forraje verde se emplea alfalfa, trebol rojo, trebol blanco, entre otros. en general las gramineas no son de su elección salvo  las muy tiernas si se trata de avena, sorgos forrajeros o maíz en grano lechoso.

Los productos hortícolas como zanahoria y papa hervida, y la achicoria, rabano forrajero y topinambur son muy consumidos. El alimento balanceado puede ser proporcionado molido, seco o remojado en agua. 

Un animal necesita 25 kilos de balanceado con un 17% de proteínas para llegar al tamaño de zafra a los 7 semanas.

Mezcla (tipo) de alimento balanceado para nutrias

Sorgo

40 Kg.

Maíz

20 Kg.

Expeller de girasol

20 Kg.

Poroto de soja desactivado

10 Kg.

Harina de carne

5 Kg.

Otros (complejo vitamínico y mineral, conchilla y sal).

5 Kg.

Total

100 Kg.

Consumo promedio por animal: 150 gramos/día


Enfermedades

Las nutrias son sumamente rústicas; pero la etapa en que requieren mayor atención (y en la que puede incrementarse el índice de mortandad) es la recría, donde puede aparecer algún problema respiratorio o de parásitos. Como en cualquier producción pecuaria, el buen manejo es condición sine quanon para disminuir los inconvenientes. Por ejemplo: si los animales no están bien alimentados, comienzan a morderse unos a otros y, como consecuencia, aparecen "bicheras", además de estropearse el principal producto de venta: la piel. 

Aspectos económicos

Para establecer el margen bruto de la producción de nutrias en cautiverio, se toma como base 288 hembras en producción con familias compuestas por 1 macho y 6 hembras. Se propone duplicar el número de ejemplares a partir del segundo año, es decir que el primero habrá 48 familias y al segundo año 96 por corral. se estiman 8 crías por madre en promedio, calculándose 2304 pichones durante el primer año y el doble a partir del segundo año. El primer año se obtiene 2757 pieles de invierno y 4032 desde el segundo en adelante. en cuanto a la producción de carne, será de 7581 y 11088 kilos el primero y en el año posterior respectivamente.

Descripción 1º año 2º año en adelante

Ingreso total

   

Costo Variable total

   

Costo fijo total

   

Margen bruto total

   

ingreso por piel producida

   

Costo variable/piel producida

   

Costo fijo/piel producida

   

Margen bruto/piel

   
 

“¿Sos de esas personas que al cerrar los ojos piensan que pueden cambiar el mundo? Quizás solo debas hacerlo… por favor no nos prives de eso”

"Nuestro reconocimiento al Ser HUMANO sin Fronteras"

Esperamos tu aporte y comentarios 

  Ruta 1 Km 32 Ciudad del Plata Dep. San José   Tel (+598) 2347 83 62

info@amanecerenelcampo.net